Wasihngton #513 Ote. Monterrey N.L. 8:00 a.m., 10:00 a.m., 12:00 p.m., 2:00 p.m. y 6:00 p.m.


VIVIR COMO SIERVOS DE DIOS … ¡LIBRES!


Después de hablar de cómo debemos dar buen testimonio para con los de afuera y someternos a toda institución humana, haciendo bien para callar la ignorancia de los insensatos, el apóstol Pedro dice en su primera carta (capítulo 2) lo siguiente: “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios”. Hemos sido llamados a libertad y siempre me he cuestionado por qué los seres humanos siempre tendemos a echar a perder algo que está bien diseñado, corrompiéndolo o polarizándolo para convertirle en algo que no era; así sucede con la libertad, Jesús nos hizo libres de esclavitud espiritual, nos quitó la ley como algo obligatorio que cumplir y aun nos dio libertad en nuestros corazones para poder relacionarnos en sanidad. Sin embargo en estas tres mismas áreas hemos corrompido el regalo de libertad que se nos dio; por ejemplo en el área espiritual hay gente a la que le gusta “curiosear” con lo oculto, lo obscuro, la magia (aunque sea en películas), la hechicería y la adivinación aun cuando está claro en TODA la escritura que Dios aborrece estas cosas. Por otro lado, otros han llegado al punto de “satanizar” todo, el arte, la música, el alcohol, el internet, la televisión, etc., encuentran “demonios” en todos lados y viven como en una especie de “retiro” o “claustro” cayendo en excesos y enseñando a la gente a abstenerse de cosas, cayendo en la advertencia que hizo Pablo al respecto en 1Timoteo 4 y Colosenses 2:18-23. Muy relacionado con este asunto está el área de la ley, son demasiadas las costumbres a las cuales hemos convertido en ley, repitiendo la historia ocurrida en Marcos 7 (NTV) “enseñan ideas humanas como si fueran mandatos de Dios”. Pues ustedes pasan por alto la ley de Dios y la reemplazan con su propia tradición” ¿Por qué creemos que estamos listos para enseñarle al mundo cómo vivir? ¿Cómo llegó el orgullo a plantarse en el corazón de los cristianos que caímos en el pecado de crear nuevas “leyes” cerrando el paso a los nuevos creyentes sólo porque traen un tatuaje, un peinado o hablan diferente a nosotros? El otro lado son los “cristianos” que todo lo ven libre y sin reglas, ese lado postmoderno de la fe (que más bien es anarquía) que nos hace pensar que cada quién debería hacer lo que mejor le parezca y, por lo tanto, no necesitan consejo de nadie sino que ellos están para aconsejar al mundo; si Dios le puso limites al mar, al cielo y aun a nosotros mismos con nuestra fragilidad de vida, ¿No deberíamos entender que es Dios quien pone limites para BENEFICIO nuestro? Finalmente el área emocional en la cual jugamos con el corazón como si fuera plástico o irrompible, metiéndonos en relaciones equivocadas, permitiendo que el rencor y la ira nos dominen, llevando al extremo las emociones humanas y aun insensibilizándonos con el sufrimiento y la necesidad… CUIDA TU LIBERTAD hermano, deja de hacer lo malo poniendo como pretexto que eres libre, usa tu libertad para glorificar a Dios y honrala viviendo de tal manera que TODA tu vida haga sonreír al Padre…

Pbro. Efraín A. Reyes Bonilla